Calcomanías cerámicas

Este es un método muy sencillo para hacer calcomanías cerámicas. Si lo sigues al pie de la letra te saldrán bien a la primera, yo trabajo con el todos los días.

Materiales que se necesitan:


- Papel para calcas cerámicas
- Esmaltes vitrificables sobre cubierta
- Aceite para serigrafía
- Laca para calcas
- Disolvente universal
El resto de herramientas son las habituales de la serigrafía.
¿Donde adquirir los materiales? Lo normal es comprarselos a un proveedor de materiales cerámicos. Los proveedores de materiales para serigrafía no suelen tener estas cosas. Le puedes preguntas a un ceramista artesano donde compra su productos, pues allí los vas a encontrar.

Ya tenemos los materiales y nos ponemos a trabajar. Recortamos el papel para calcas de un tamaño algo mayor que el motivo que queremos imprimir y lo sujetamos a la mesa de impresión con papel celo o cualquier otro adesivo. Esto lo hacemos porque tiene cierta tendencia a quedarse pegado en la patalla y eso nos puede arruinar el trabajo. El papel debe de quedar colocado con la cara brillante hacia arriba.
Disolvemos el esmalte vitrificable en el aceite para serigrafía y ya estamos listos para empezar a imprimir. Es conveniente disolver el esmalte unas horas antes de que lo vayamos a utilizar y cuando terminemos lo podemos guardar todo el tiempo que queramos porque no se estropea. La mezcla debe de quedar un poco mas líquida que si estamos trabajando en serigrafía directa. Es preferible preparar una cantidad bastate mayor de la que necesitamos para evitar que se seque en la patalla. Los esmaltes vitrificables sobre cubierta tienen un cierto grado de transparencia y nos puede suceder que debamos aplicar varias capas hasta conseguir la intensidad de color que deseamos. Es importante dejar secar bien cada capa antes de aplicar la siguiente. Si tenemos prisa nunca utilizar aire caliente para el secado, porque el papel para calcas cerámicas se dilataría y en la siguiente capa el motivo a imprimir estaría movido. Los esmaltes vitrificables sobre cubierta son muy versatiles, los puedes mezclar entre ellos para obtener nuevos colores o, incluso, aplicar las capas con distintos colores para obtener un color nuevo que a tí te guste. Terminada esta parte del trabajo limpiamos la pantalla y las herramientas con disolvente universal ( utilizar un disolvete graso).

Ya tenemos nuestro motivo impreso sobre el papel, lo dejamos secar 24 horas y estará listo para aplicarle la laca para calcas. Esta parte del trabajo es mas delicada de lo que parece. La capa de laca debe de ser muy fina y uniforme. Para aplicarla podemos utilizar una pantalla de pocos hilos y dar una capa como si se tratara de una tinta mas. Si esta forma te da problemas, pues me lo dices y te cuento algún truco. Una vez terminadas dejamos secar las calcamonias 24 horas. Si tenemos prisa podemos forzar el secado con aire frio y en unas pocas horas estarán lista para ser usadas.

Nuestras calcomanías ya están listas para ser colocadas. Recortamos el papel que las sobra y las metemos en agua para que se despeguen del papel. Mete en el agua pocas cada vez y casi mejor si lo haces de una en una para que no se peguen entre ellas. En el agua solo deben de estar el tiempo justo para que se deslicen sobre el papel. Pasalas directamente del papel al objeto cerámico en el que las quieres aplicar. Las podemos deslizar sobre la pieza de cerámica hasta encajarlas en el sitio que elijamos. Antes de que se queden secas es muy importante sacar todo el aire que puedan tener debajo. Una pequeña mota de aire que quede significa que, cuando las cozamos, quedará un pequeño agujero en el dibujo. Para sacar el aire podemos utilizar un pequeño roldillo de goma, que nos vende el proveedor de materiales, y un trapo seco y bien limpio. las dejamos secar hasta que las veamos bien secas.

Ahora biene lo mas importante: Cocer las calcomanías. Una cocción inadecuada arruinará nuestro tabajo. Los esmaltes vitrificables sobre cubierta tienen un margen muy amplio de punto de maduración, entre 750º y 800º. Si queremos que nuestro motivo quede con una testura mas mate podemos dejarlos en los 750º y si queremos mas brillo, pues nos vamos acercando a los 800º. A partir de los 800º se te empezarán a escapar por la chimenea del horno e irán perdiendo fuerza hasta desvanecerse. También es importante que trabajemos en nuestro horno con una atmosfera muy limpia, porque las propias calcamonias ya van a desprender numerosos gases ( por cierto son toxicos), en este sentido son mas apropiados los hornos eléctricos. No es conveniente cargar mucho el horno, para permitir que en su interior el aire circule con agilidad y los gases se vayan lo mas rápidamente posible. Y para finalizar, lo mas importante de todo, tenemos que seguir una curva de cocción adecuada, sin esto perderemos el trabajo. Os cuento la mía: Primer tramo: de 0º a 100º, una hora (con esto nos aseguramos que todas las calcamonias están bien secas). Segundo tramo: de 100º a 350º, 2 horas 30 minutos (aquí el horno está quemando la laca de las calcamonias y está soltado humo y gases por el orificio de salida. No debemos estar cerca del horno en esta fase, porque los gases son toxicos). Tercera fase: de 350º a 600º, 2 horas (aquí el horno está terminando de quemar los últimos resto de laca y soltando gases que hayan podido quedar atrapados al fondo el esmalte). Cuarta fase: de 600º a 800º, subida libre. No es necesario hacer mantenimiento, el esmalte no gana nada. Dejamos enfriar el horno y hemos terminado.

Esto no pretende se una método completo, completisimo, pero si un buen metodo para iniciarse en las calcamonias cerámicas y obtener un buen resultado desde la primera vez. Siguelo fielmente, no hagas experimentos, ya experimentarás cunado hayas practicado. Si a la dificultad de aprender algo nuevo le añades la de querer ser un genio, probablemente no llegues a ningún sitio y abandones.

Si quieres hacer alguna pregunta, utiliza el formulario.    Haga una pregunta.png

Si piensas que puedes ayudar a mejorar este tutorial envía un comentario, todos te lo agradeceremos.  Enviar comentario.png 

      

Copyright © 2017 Taller de cerámica Carlos García. web alojada en MERVIR